Una investigación de la que son coautores colegas de Commonland ofrece una visión práctica de la importancia de la participación de las partes interesadas y explica por qué las iniciativas de restauración del paisaje a largo plazo deben invertir en alianzas sociales.

Los paisajes están conformados por las personas que viven en ellos y están conectadas a ellos. Estos actores tienen visiones del mundo y agendas diferentes, deseos diversos y, potencialmente, ideas contrapuestas sobre cómo actuar y estar dentro de un paisaje. Restaurar los paisajes requiere una generación y es fundamental reunir a los interesados para debatir intereses similares y contrapuestos. Por lo tanto, para lograr resultados a largo plazo, es fundamental que las partes interesadas participen activamente en la restauración del paisaje.

Sin embargo, según un documento - Construir puentes para una acción inspirada: Restauración del paisaje y alianza social - publicado el año pasado en la revista Ecological Solutions and Evidence, no se presta suficiente atención a la participación de las partes interesadas en la restauración del paisaje. Tampoco se da suficiente importancia a la forma en que dicha participación posiciona a los actores locales, ni a cómo los diferentes tipos de programas de restauración del paisaje involucran a los actores del paisaje.

"Pero si buscamos la transformación, el impacto a largo plazo", explica Victoria Gutiérrez, responsable de Política Global de Commonland y autora principal del artículo, "necesitamos implicar a la gente de forma más significativa".

El artículo expone tres ideas extraídas principalmente de las experiencias de Commonland y sus socios con la iniciativa de restauración del paisaje AlVelAl en el Altiplano Estepario del sur de España:

  1. Los enfoques participativos son importantes para el éxito de las iniciativas de restauración del paisaje, pero no todos son iguales.
  2. La iniciativa de restauración del paisaje de AlVelAl ilustra cómo los planes sociales diseñados para apoyar la participación inclusiva de las partes interesadas pueden cultivar la inspiración, la confianza y la esperanza, elementos cruciales para la acción colectiva.
  3. La agencia y la inspiración colectivas son esenciales para activar y mantener las acciones y los resultados de la restauración del paisaje.

Las reflexiones pretenden inspirar a la gente para que comprenda la importancia de la participación de las comunidades locales en la gestión de la restauración del paisaje. "Las comunidades están sobre el terreno para cuidar la tierra y supervisar los progresos", explica el coautor Giles Thomson, del Blekinge Institute for Techonology, "y si pueden obtener múltiples rendimientos de la tierra, aún mejor".

La inspiración colectiva como motor y resultado de la restauración paisajística

El marco de los 4 Retornos sitúa el retorno de la inspiración -una conexión cultural y ecológica empoderadora basada en el lugar que puede activar y mantener la acción colectiva- al mismo nivel de importancia que los retornos naturales, financieros y sociales.

Basándose en el retorno de la inspiración, los autores argumentan que las asociaciones de múltiples partes interesadas que hablan de la agencia humana, la inclusión y la confianza entre los actores pueden ayudar a crear un significado compartido más profundo. Surge así un sentimiento de pertenencia al lugar que fomenta la gestión cohesiva del paisaje. "Es asombroso lo que el apego a la tierra puede aportar", afirma Gutiérrez.

En el caso de AlVelAl, promover la inspiración es esencial para todas las actividades de restauración del paisaje. AlVelAl organiza actividades de formación para agricultores locales, apoya a empresas locales de regeneración, crea corredores para la vida salvaje, organiza rutas culturales para residentes y turistas y ha desarrollado una escultura viviente hecha con plantas locales.

Centrarse en la inspiración es clave para impulsar la revitalización de las zonas rurales y reavivar el orgullo por el modo de vida rural. Esto es fundamental porque, como Santiaga Sánchez Porcel, agricultor y Vicepresidente de AlVelAl, explica a Resilience Food Stories que "la regeneración de una tierra tiene que tener en cuenta a la gente de la tierra".

No todos los procesos con partes interesadas son iguales

El documento también presenta un continuo de compromiso social (véase más abajo), que ilustra que la restauración del paisaje es un proceso complejo y que existen diversos grados de compromiso de las partes interesadas a lo largo del continuo. Desde las consultas a las partes interesadas, a menudo de arriba abajo, hasta las complejas asociaciones entre múltiples partes interesadas, en las que participan grupos intersectoriales y se trabaja para establecer la confianza y el diálogo, pasando por las alianzas sociales, que se basan en la complejidad de las asociaciones entre múltiples partes interesadas al reconocer el papel de la acción humana en la creación de conexiones profundas con un paisaje.

Una alianza social depende de que se establezca la confianza entre sus miembros, se fomente el diálogo, se cocree la identidad del grupo, se fomente la inspiración y se trabaje en colaboración en algo más grande que cualquier individuo u organización. Y cuando las alianzas sociales son el centro de atención ocurren cosas extraordinarias.

AlVelAl se inició en 2014, cuando unas 30 partes interesadas se reunieron en un taller en el sureste de España para iniciar conjuntamente una visión de restauración del paisaje para 2034. Solo 7 años después, en 2021, las partes interesadas se reunieron -incluidos 21 alcaldes de toda la zona- para crear una visión actualizada y colaborativa de un Territorio Regenerativo en 2050.

"Cuanto más se trabaja por las alianzas sociales, más hay que invertir", explica Gutiérrez. "Cuesta dinero, conocimientos y tiempo. Pero merece la pena porque el resultado es la resiliencia. Son personas que pueden trabajar juntas hacia un objetivo compartido", concluye.

Pulse aquí para descargar el artículo Building Bridges for Inspired Action: Sobre restauración del paisaje y alianza social.

Queremos expresar nuestro reconocimiento y agradecimiento a los coautores Victoria Gutierez y Pieter Ploeg (Commonland), Florentina Bajraktari (Presencing Institute), Giles Thomson (Blekinge Institute for Technology), Ingrid Visseren-Hamakers (Radboud University) y el difunto Dietmar Roth (AlVelAl).

es_ESEspañol