Aunque la plantación de árboles puede, por ejemplo, formar parte de la restauración de la biodiversidad en nuestros paisajes, creemos que la restauración del paisaje a gran escala y a largo plazo (que incluye pero va mucho más allá de la plantación de árboles) es esencial para hacer frente colectivamente a los efectos negativos del cambio climático, la contaminación, la pérdida de biodiversidad y la inseguridad alimentaria. 

Los paisajes sanos sientan las bases de modelos empresariales regenerativos que generan productos sanos e ingresos sostenibles para las comunidades locales. Las prácticas regenerativas a escala de explotación se convierten en economías regenerativas a prueba de futuro a escala de paisaje.

Más información nuestra enfoque holístico de la restauración del paisaje



es_ESEspañol